TIEMPO DESPIERTO

Tengo tanto por sentir que la torre se tambalea

instantes libres de toda voluntad que llegan, son y desaparecen

Espiga del secreto que todo lo visible oculta

miro el movimiento de las hojas del latonero, su intenso verde

prefiero despertar despierta, desperezar el sueño, des-velarlo

y olvidar  lo que no sirve

                              ***

Días sostenidos por el mismo hilo, ahora visible

espero no desesperarme con la espera infinita

oyendo susurrar al viento sonidos que antes no escuchaba

Piel de caracola ¡engaláname!

ilumina la mañana las buenas noches

extrae del día su jugo, perla lleno de sentido

raíz de sueño y nana, para dormir de luna nueva

Tocarnos

Otros versos esperan pacientes su turno.

Poema colectivo escrito en la distancia  por vía telemática.

Los falsos revolucionarios (Reflexión #14) [Publicado en 20 Minutos]

Copiado del blog “Las palabras escuecen” de Mencía G.L.

Disculpa mi atrevimiento Mencía G.L

No quería un post de política. Cada vez quiero prestarle menos atención. Desde hace bastante tiempo soy alérgica a la clase-casta política. Lo de ahora se veía venir.

Impresionante la actitud de estos “revolucionarios”. En este momento no tengo ánimo para escribir ni una sola palabra de lo que pienso. Solo mostrar mi inquietud y recelo. Miedo me dan.

SUPERCORDURA

“La vida no debería ser un viaje hacía la tumba con la intención de llegar a salvo con un cuerpo bonito y bien conservado, sino más bien llegar derrapando de lado,  entre una nube de humo, completamente desgastado  y destrozado, y proclamar en voz alta: ¡Uf! ¡Vaya viajecito!”.

         Hunter S. Thompson

PACIENCIA

Paciencia a sorbos, dosificada en cada célula

Aleteo entre todas las flores que inundan  el campo llenándolo de vida, de autenticidad y de grandeza; cierro los ojos y las veo de todos los colores y texturas

caen los muros de mis fronteras

Imagínalo

Escucho el latir de mi cuerpo; respiro

nada alrededor

Compasión interna que emerge del ego

imagino que el miedo no nos bloquea ni nos paraliza sino que nos hace unir fuerzas para enfrentarnos a los cambios con consciencia

antes o después llegará el alba

Poema colectivo escrito en la distancia  por vía telemática.

POR LA BOCA MUERE EL PEZ

Dimite la consejera de Sanidad de Aragón que dijo que para los sanitarios era un “estímulo” fabricar sus propios EPI

La consejera de Sanidad del Gobierno de AragónPilar Ventura, ha anunciado este martes que dimite del cargo después de las protestas de todo el colectivo sanitario tras decir que para ellos era “un aliciente” fabricarse su propio equipo de protección.

SOY BRUJA

Soy bruja. Lo descubrí el domingo 10 de mayo. Miren la fotografía de la señora de negro. Una virgen. Tal cual. Sus manicas en cruz, su mirada, su gesto. No se pueden pedir más coincidencias con esa otra imagen que le acompaña. ¡Dios mío!,  qué come, come llevo en el cuerpo, con esta mujer no gano para sustos. Lo más alejado de mis aspiraciones era ser adivina, ni siquiera creo en los adivinos  y fíjate tú. Me dicen que si se tiene poderes, se tienen y ya está, que una es ignorante de todo hasta que llega la evidencia y, mira por donde, el domingo se confirmó. ¿Con qué fin repararía  yo en  la portada del Mundo?, qué me importa  a mí el Mundo, el País y nada de nada. Ya no hay remedio, a lo hecho, ruedas de molino para cenar. Verán, hace un tiempo en uno de esos destellos con los que acostumbra a deslumbrar al personal la señora de negro yo le atribuí el sobrenombre de “Cara de medallita” y ahí está, casi calcada a la Inmaculada  de Murillo. No puede ser más clara la  confirmación de mi clarividencia.  Menos mal que ya pasaron los tiempos de la hoguera,  pero con la que está cayendo cualquiera sabe el camino que pueden tomar las cosas. Por si acaso: Santo Tomás asísteme y arráncame los poderes. Qué no los quiero. 

LOS LIBROS NO MUERDEN

“Los libros no muerden”, lo tiene escrito mi amigo Abel en su librería lowcost . Me parece extraño que él, siendo un gran lector, muestre semejante slogan en su pizarra.   A mí me dan unos mordiscos… Ya ni me pongo tiritas, los dejo que sangren. La sangre es vida. Llevo los deseos, uy, quería decir dedos, pero, no. Son los deseos lo que llevo en carne viva. Los libros muerden en ese lugar donde la emoción se esconde.